porque el tiempo es breve, pero me ama

miércoles, 25 de marzo de 2015

dejar el estado ameba requiere de un gran esfuerzo e interés por la humanidad. dos actitudes que por el momento encuentras imposibles. dejar tu vieja piel, todo aquello que asociabas con 'casa' y lanzarte nuevamente a aquellos precipicios de ojos negros y barbas ralas, pretender que algo te resulta interesante. ya no puedes postergarlo. tienes que estar viva porque las pastillas ya no hacen efecto alguno y la sobredosis suena linda, pero quieres demasiado a tu madre como para intentarlo. así que decides sacar la cabeza de ese antiguo agujero cavado en tu colchón.

hoy aceptarás una invitación. mañana, otra. pasado, otra. en algún momento podrás entregarte al sexo con los lacrimales totalmente averiados. en algún momento la mano que toca tu mano sabrá cómo detenerte. el curso natural de todo lo demás te importa menos que tus uñas. siempre has aborrecido que aquello que rige el universo te afecte en lo más mínimo. si pudieras, sodomizarías al universo, a sus leyes y a todo aquel que tenga algo de fe. leer y escribir son lo único te salva. ahora tienes una nueva teoría sobre los agujeros negros y una sonrisa en los labios. aún no sabes cómo controlar los interruptores de la tristeza. el sol se oculta. la fiebre disminuye. es momento de ponerse la ropa.










lunes, 23 de marzo de 2015

7.
coincidimos en varios puntos: a ambos nos excitan los labios rojos y los dientes partidos de isabella rosellini, nos deshacemos ante la voz de roy orbison y hemos visto este film tantas veces que podríamos recrear los diálogos más siniestros. esa historia de amor disfrazada de película de misterio, la mente perturbada de lynch en su estado más inocente, es el precedente indicado a la larga bienvenida que luego me propinará tu lengua.

8.
al salir de la ducha me propones jugar tiro al blanco. dibujas en una pieza de papel kraft una ventana dentro de otra ventana dentro de otra ventana. sujetas el improvisado tablero al espaldar de una silla y me enseñas a cargar de balines la carabina. en el primer tiro lastimo uno de mis pómulos y me riñes. me enseñas a sujetar correctamente el arma. apoyar el lomo contra el hombro y asomar con un guiño el ojo por el punto de mira y prepararse para asumir responsablemente el contragolpe de la descarga. ahí va un nuevo intento. se incrusta sobre una de las ventanas de papel. el ejercicio continúa hasta la salida del sol.

9.
la deshidratación no se alivia con el vino. otra forma de hambre nos invade. son las tres de la mañana y en tu cocina deshojamos un atado de espinaca. rodajas de tomate. láminas de queso fresco. brindamos con la bocas llenas. cenamos a destiempo con los cuerpos fríos y desnudos. me cuentas cómo podría conquistarte para siempre. 'siempre' es una palabra complicada, pero podría obsequiarte un ramo de alfalfa, colorear mi cabello con sus flores, parecer por un instante la nostalgia de tu niñez perdida.

10.
estás tumbado y sujeto a mis piernas. me coges como si estuvieras a punto de caer. me coges como si quisieras salvar tu vida. te leo aquel poema de las aceitunas. te leo aquel otro poema y me dices que en tu vida aquella mujer que lava el pequeño acuario soy yo.

11.
las calles están mojadas por la lluvia pestilente de mi ciudad. el auto va a toda velocidad, a todo volumen, y caen redondas redonditas las nubes sobre el parabrisas. las lágrimas del cielo son puntos que se expanden, puntos que al rodar sobre las lunas se convierten en brevísimas trayectorias sin destino. las calles están mojadas, el agua suena al ser arrollada por los neumáticos, el grito del agua caída se chorrea por las alcantarillas. 


lunes, 16 de marzo de 2015

Vivir es una obra maestra


Les cuento que hace poco aprobaron este bonito proyecto en el Centro Cultural de España. Se trata de un ciclo de laboratorios creativos para escribir hacer poesía. Revisaremos los casos de cuatro poetas peruanos: José María Eguren, César Moro, Jorge Eduardo Eielson y Luis Hernández; para plantear algunas dinámicas de exploración con el fin de lograr que la poesía trasgreda la formalidad -a veces abrumadora- de la hoja en blanco. Pueden revisar las bases en la convocatoria en este link.

O si prefieren, ingresar directamente a la página del Centro Cultural de España. Acá una nota aparecida en Andina de noticias y acá otra en el portal Pasatiempo.

El cupo es limitado.
¿Nos vemos?

viernes, 13 de marzo de 2015

La reunión de los objetos perdidos de Beat Keller



"Cada cosa que tiramos forma parte de nuestro pasado. Una pequeña lata donde un día durmieron unas sazonadas sardinas pudo formar parte, por un corto espacio de tiempo, de nuestras vidas. Una manilla que un día decidimos cambiar pudo tener, por otro lado, veinte años de intenso manoseo. Una vez abandonados, y aparentemente inútiles, los objetos comienzan a vivir por si mismos. Cambian de color, se oxidan, se deforman. Algunos finalmente se disuelven, desaparecen para siempre. Yo rescato muchos de estos objetos y los doto de una nueva "utilidad". Después de todo, cada cosa que tiramos forma parte de nuestro futuro."
Beat Keller







Descubro con gran emoción el trabajo de Beat Keller en Boek Visual. La emoción es originada por dos sucesos:el uso de objetos abandonados para la creación de una suerte de collages en tres dimensiones, algo que ciertamente no es nuevo -de hecho 'la cultura del reciclaje' aplicado al arte contemporáneo como un mérito ligado a lo ecológico se ha vuelto una tendencia, cuya práctica en muchas ocasiones genera obras totalmente vacías y efectistas- pero que en el caso de la obra de Keller supera la técnica y dota a los objetos de nuevo significado y además genera una narrativa armoniosa. Es notorio el interés por lo estético en la obra de Keller, la preocupación por componer y no dejar que la pieza sea víctima de lo fortuito, algo que requiere de paciencia, de tino, así como de respeto por aquello que los objetos quieren contar. He ahí el segundo suceso: el artista es consciente del peso emocional de los objetos que emplea para sus obras, no son simple materia prima, todos vienen con una historia individual, un pasado tácito, fueron abandonados, reemplazados o extraviados, nadie podría determinarlo. Keller utiliza dicha carga para elaborar sus conceptos y re-animar de forma simbólica la naturaleza muerta, una reivindicación de todo lo 'desechable', que es casi aquella promesa de la existencia de un paraíso post mortem para nuestras almas.

Copio el artículo compartido en BV a continuación.

Dedicado de lleno a la recuperación del objeto encontrado y el reciclaje del fragmento objetual que el tiempo y la gente han rechazado, la obra de Beat Keller (Moutier Suiza, 1953) nace de un conjunto de asociaciones, integraciones y apropiaciones de elementos eclécticos y dispares que Beat reúne en un todo, hasta constituir una iconografía insólita y poética. Sus singulares montajes, realizados a partir de la elección y el acoplamiento de objetos rechazados y desestimados - hojas, cepillos, pinceles, artilugios, herramientas, grabados antiguos, maderas, conchas, plumas ...- que rescata del pasado, una vez abandonados por ser inútiles, nos trasladan a un universo de recuerdos, de experiencias vividas y de sentimientos infantiles, cargados de una fuerte nostalgia. Tratados como si fueran relicarios íntimos, los objetos y los elementos despreciados por la sociedad de consumo, nos evocan, después de pasar por su sutil reordenación personal, las sensaciones más tiernas y refinadas. Rellenos de vivencias pasadas y de anónimas historias, los ensamblajes de Beat Keller procedentes de una amplia variedad de materiales y siempre empapados de un querido decadentismo, son capaces de ofrecer nuevas significaciones y nuevas utilidades de representación estética. De esta manera el artista se convierte en un coleccionista de historias pasadas, en celador de experiencias y de situaciones vividas. Es, pues, en el recuerdo acumulado, oculto en la presencia de los objetos, que Keller incide directamente, convirtiéndose en un íntimo dialogador entre el pasado y el presente, entre el residuo y la nueva identidad otorgada. Así, la vulgaridad, la fealdad, la deformidad, la suciedad ... quedan alteradas y dislocadas, ofreciendo una nueva expresión creativa y una connotación significativa bien diferente a la original. 
Traducción de un artículo de Conxita Oliver en el periódico Avui sobre una exposición de Beat Keller en la galería René Metras en 1998)

miércoles, 11 de marzo de 2015




si abres un agujero
con el dedo,
enterrando
hasta el dolor
las falanges, la uña
las lánguidas líneas del destino

si la llaga se abre en ambas direcciones
y la tierra bebe un hilo de tu sangre
o hurta algo de tu suerte
o borra levemente tu memoria
todo el dolor habrá servido

ser herida,
pero ser también
la herida por la que la tierra
intenta olvidar su dolor.

kvc/ mar.2015


sábado, 7 de marzo de 2015

jueves, 5 de marzo de 2015

yo te habría amado con un miedo similar
al de verter un huevo en una paila colmada de aceite hirviendo.
nada habría impedido que te sirva al desayuno
aquel huevo ya frito
junto a mi amor /que es insuperable e invencible
o débil, solo frente a mi amor
que a veces envenena cualquier tipo de heroísmo.

algún mediodía me verías entrar por la puerta de tu casa
cargando un florero como se carga a un niño muy pequeño.
con paciencia habría elegido las flores
para llenar la boca de aquel niño
y todo el lugar sería en breve /tomado por el aroma
de un ramo de lluvia, de lavanda
de amapola procesada procesando un sueño
en el que la vasija humana cantaría una canción
para nosotros.

pero es tarde ahora
y nunca me gustó
conjurar el verbo haber/

    mi miedo más puro se ha ido a reposar entre las flores.


kvc/ feb. 2015

sábado, 28 de febrero de 2015

(conversación entre un niño y una niña en el baño de mujeres)

a: se está moviendo un diente, ya está bien flojo
b: ¿y quién lo visitará? ¿el hada o el ratón?
a: nadie lo visitará, ambos están muertos ¿y sabes dónde están ahora?
b: ¿dónde?
a: en el lugar donde viven los zombis.

miércoles, 25 de febrero de 2015

dibujos sobre un poema de Simic




El muerto desciende del cadalso. Lleva su cabeza ensangrentada bajo el brazo.
Los manzanos están en flor. El muerto se dirige a la taberna del pueblo a la vista de todo el mundo. Allí toma asiento en un rincón y pide dos cervezas, una para él y otra para su cabeza. Mi madre se limpia las manos en el delantal y le sirve. Qué tranquilo es el mundo. Uno puede oír el viejo río, que en su confusión a veces se olvida y fluye hacia atrás.
(Charles Simic)








lunes, 23 de febrero de 2015


el misterio siempre renovado de la verdad y la belleza

un incendio en blanco y negro se confunde desde lejos con una cebra
que huye del apetito primero de un león,
el león puede ser también un avión en llamas o un cometa
y la tropa de bomberos no está entrenada para lidiar con tales avatares.

un incendio en blanco y negro
una sonrisa de dientes de agua
la columna derruida del sueño
un vapor que rastrero se desplaza y que nos trepa
y nos llena de hiedra las narices,
cardúmenes de niebla enloqueciendo a las cebras
flamígera agitación de una cabellera lejana
y si acaso nos duelen los finales
aún tenemos la sonrisa
que siempre puede ser guardada en un cofre de alabastro
y puede la memoria ser un ácido amable
y puede el incendio trotar alegre por el campo
y puede la muerte ser el nido que me espera.


kvc/feb.2015








una conversación entre mi padre (63 años) y mi hijo (8 años)

P: ¿a quién quieres más? ¿al hombre araña o a mí?
H: ay papá, pero el hombre araña es un juguete.

(y no responde la pregunta)