porque el tiempo es breve, pero me ama

lunes, 8 de julio de 2013

dos poemas de este mes, que recién empieza


P      O      E      M      A


La vibración de mi pulso
es similar al desplazamiento rastrero
de una hoja seca sobre un lodazal,
en una noche en la que el viento se presenta inagitado.

Es con ese pulso deplorable
que tomo una navaja para afilar la punta de mi lápiz.

Es con ese grafito tosco
con el que ahora me desplazo, también como esa hoja seca y rastrera,
tratando de acabar o empezar
un poema
sobre esta
hoja.


***




S      A      N      A      R



Lo primero por hacer
es sacar de esta boca una lengua blanquecina
y prolongar el sonido de la letra "A"
hasta la aparición de un pescado por la úvula.

Una vez avizorado el animal muerto,
proceder con el retiro del cadáver,
cuidando no dañar las cuerdas vocales
o el área de la lengua que nos permite percibir los sabores dulces.

Lo primero por hacer -y ya lo dijo el médico-
es despoblar de barquitos y caletas
la tráquea,
desalojar a los comerciantes que venden
espinas, ojos y escamas al menudeo,
ser paciente con los viejos marineros que nunca lograron ser piratas
y si alguno intentara
esconderse en los molares
administrar dosis fulminante de algún formaldehído.

Lo primero por hacer
es perpetrar la terapia
de un beso que adormezca la boca por entero
y no sufrir
si alguno de aquellos habitantes opta por el suicidio
o peor aún, si sucede un suicidio en masa,

y no sufrir
si el pescado apesta embarazosamente,

y no sufrir por el hecho
de saberse
sana
y vacía.

K.V.C.